El uso y abuso de los tratados evangelísticos

tratados evangelísticos gratisHoy quiero comentarles acerca de este tema que muchos cristianos tratan livianamente.
Al decir livianamente quiero decir con despropósito, pensando o creyendo  que solicitar tratados evangelísticos a las instituciones que los ofrecen fratuitamente está bien "siempre".
Bueno, por un lado, es bueno conseguir este tipo de material. Pero la realidad es que mucho del material que solicitamos no llega a cumplir el propósito para el cual se distribuye. En cierta ocasión tres mil folletos que llegaron a mis manos fueron a la basura. Sé que esto estuvo mal, fue en una época en donde mi fe flaqueaba y me desalenté, saliendo del camino del Señor, por consiguiente, esto lo hice sin una mínima gota de cordura, sin pensar que tal vez otra persona los utilizaría muy bien. Pero a lo que quiero llegar es que, aunque tú no tires a la basura el material, es posible que el uso que le des no sea el correcto.
Entonces, ¿cómo se debe distribuir toda la literatura que llega a nuestras manos? 
La respuesta es sencilla: de la misma forma que nos llega, en propias manos.
Puedes dar un tratado a un nuevo visitante de tu iglesia o del ministerio de jóvenes, a alguien que tiene una dificultad, a una persona que desea evangelizar y no se anima (el tratado puede serle útil si teme hablar).
Sea de la forma que sea, siempre debes evitar a toda costa entregar el material en forma masiva y sin pensar. Cada folleto es diseñado por alguien, contiene textos bíblicos que pueden marcar la vida de otro y ser de inmensa bendición, por esa razón, todas las iglesias y ministerios que los reparten por lo general solicitan que les envíes una carta o un correo contándles del uso que le diste al material.

Cada vez que solicites literatura, recuerda estas simples ideas y verás que dará fruto.
Mil tratados en tus manos pueden ser mil almas tocadas por el Señor, o mil oportunidades de conversión arruinadas por la lluvia, los roedores del sótano o rayadas por los niños de la casa.



Gif bendiciones

0 comentarios:

Publicar un comentario

Blogs que sigo