Cómo organizar un campamento cristiano 2

Los recursos
En una entrada anterior expuse los objetivos de un campamento, qué tener en cuenta a la hora de comenzar a planificar un evento semejante, ya sea para un pequeño grupo o para un grupo mayor de personas.
En cuanto a los recursos, el tema es mucho más flexible ya que diferentes edades y temáticas generan diferentes necesidades. Pero considero que hay ciertos aspectos que no se deberían pasar por alto, ya que de hacerlo se desencadenaría un evidente fracaso en el cumplimiento de las metas que queremos alcanzar.

PUNTOS BÁSICOS PARA LA PLANIFICACIÓN DE UN  CAMPAMENTO.

Orientación
 Debe determinarse en primer lugar la edad de los jóvenes para poder escoger materiales y ministros que congenien bien con los mismos.

Presupuesto
 Es excluyente el hecho de que los gastos estén vinculados al presupuesto de la iglesia o del grupo organizador. No porque haya un espectáculo musical de grupo famoso o porque la decoración tenga fuegos artificiales el campamento logrará su objetivo.
Los chicos van con una espectativa: encontrar algo de Dios. No saben qué, tal vez no conocen mucho a Dios o a Jesucristo. Tal vez no saben quién es el Espíritu Santo, pero con toda seguridad no van a tomar mate. Para eso buscan una plaza. Van a encontrarse con Dios.
Si tu campamento está enfocado en esto, ya sea que tenga cómodas sillas para sentarse, o un buen patio con césped, ellos recibirán de la misma manera.
es verdad que es bueno tener comodidades, pero todo en base a lo que uno pueda gastar.
Si deseamos algo que no tenemos, podemos organizar alguna actividad pidiendo ayuda a los líderes de los distintos departamentos de la congregación, como la venta de algun artículo, o los trabajos comunitarios con donaciones de los miembros. Pero si esto no se puede realizar, nada impide que podamos tener un hermoso evento con los mínimos recursos.
En todo caso, yo prefiero gastar un poco más en mejorar la comida. He estado en lugares donde era muy hermosa la organización y la presentación, pero me quedaba con hambre. Y eso nos lleva al siguiente punto.


Espacio e instalaciones

La importancia del espacio donde se realizará el evento es mayor en cuanto menor es la edad de los participantes.
Debes tener en cuenta que los niños no tienen las mismas necesidades que los adolescentes, y también los jóvenes de 18 años para arriba pueden tener sus especificaciones.
Evalúa detenidamente qué necesitas de acuerdo a la edad determinada para tu campamento.
Deberás contar con algunos espacios muy definidos:

  • Dormis
  • Baños y duchas 
  • Comedor
  • Salón para las charlas, devocionales y reuniones
Éstos son los indispensables. Si el campamento es mixto, los baños y dormis deberán estar separados por género. Si van en carpas, el sector de las niñas claramente debe estar separado del sector de los varones.
Los espacios deben estar limpios y ser lo suficientemente amplios para no entorpecer el libre tránsito de los campistas.
Es preferible que el sitio donde se desarrolle el evento tenga espacios al aire libre y con bastante verde, para una actividad física sana. Los árboles generan oxígeno. Los devocionales y charlas pueden darse al aire libre y dan preciosos resultados. Mis mejores experiencias de charlas fueron de este tipo.




Comidas

En este punto no debemos meternos la mano en los bolsillos. Los chicos deben estar bien alimentados. SÍ O SÍ.
Los jóvenes están en una etapa de desarrollo corporal. Nada de almuerzos frugales o ayunos en medio del campamento. Nada de hacerles esperar más de lo normal para almorzar a las tres de la tarde o cenar a las once de la noche.
La palabra de Dios nos dice que nuestro cuerpo es "Templo del Espíritu Santo" (1 Corintios 6:19). Por lo tanto, sería pecado de parte nuestra no cuidar bien ese templo.
Por lo general en un campamento se sirven comidas rápidas, como hamburguesas o milanesas, algunas mayonesas ya preparadas y cosas similares. Pero si tu presupuesto no es demasiado elevado para esto, puedes optar por comidas de más bajo costo, aunque requieran un poco más de tiempo de elaboración.
Ten en cuenta las cuatro comidas diarias y, como ya aclaré, respétales el horario normal del reloj biológico humano.
En algunos lugares he visto que tienen un kiosco: si tu interés no es lucrar con el campamento y ganar algo de dinero, evita esto. Si programas bien tus comidas, no necesitarán comprar "extras" en ningún lado, además, en grupos demasiado grandes y heterogéneos hay diversidad de recursos económicos. No me agrada ver algunos comiendo galletitas y otros mirando cómo lo hacen. Sé que es irme a los extremos, pero en cuanto de mí depende prefiero evitar estas cosas. Si no puedes evitar el kiosco, ya sea porque tu campamento necesita cubrir fondos (que créeme, no lo lograrás vendiendo unas gomas de mascar y unas galletitas), entonces que los artículos que vendas estén al precio de costo, es decir, al mismo precio que los has conseguido.


Folletería, materiales e instrumentos

Todo lo que se utilice debe ser bien cuidado y guardado después de usarse sin excepción.

  • Música

Los instrumentos musicales serán responsabilidad de los ministros de alabanza. Si la congregación posee bastantes instrumentos sería bueno poder llevar la mayor cantidad posible de ellos. la música es una de las áreas más bonitas y recordadas de un campamento juvenil, y por supuesto de todo evento relacionado con la congregación, ya que fuimos creados con el propósito de alabar a Dios.
Los músicos y ministros deben escoger canciones cortas, fáciles de recordar, de melodía contagiosa y ágil, de preferencia con coreografías (sencillas), ya que esto les encanta y los motiva mucho.
Las mismas canciones deben estar en armonía con el lema del campamento, esto no se discute.

  • Materiales


Si el campamento tiene un costo de inscripción, provee a los campistas de todos los materiales que van a necesitar.
Salvo que estés convencido de que todos llevarán lo necesario, evita correr riesgos. Es una buena idea regalarles en la recepción un anotador con el logotipo del campamento y las hijas suficientes para las anotaciones (ten en cuenta la cantidad total de devocionales, charlas y talleres).
Algo muy utilizado es proveerles de una carpeta de cartón (tiene bajo costo) con algunas hojas ya listas y una lapicera.
Puedes incluir el costo de este material y sumarlo a la inscripción, de este modo no tendrás que realizar un gasto extra, y además el precio no es demasiado.



  • Folletería


Recuerda tener siempre a mano folletería para obsequiar, regalos para los nuevos, para quienes se entregan a Cristo.
Hay muchas iglesias y organizaciones que envían este tipo de folletería sin cargo, no tienen ni siquiera gastos de envío.
Procura tener variedad de temas en tus folletos y Nuevos Testamentos o copias de algún evangelio.
Si bien antes hablamos de la importancia de evitar un kiosco, en este aspecto es lo contrario. En todo campamento debería incluirse una pequeña librería. En la misma será necesario que tengas

  • Biblias (completa y de bajo costo, no vendas ediciones de lujo).
  • Libros revisados por tu congregación y aprobados por tu pastor principal, que tengan relación con el lema (ej: evita libros de matrimonio en campamentos de alabanza).
  • Estudios: es bueno si consigues algún estudio bíblico sobre el tema en cuestión. Hasta tú mismo puedes prepararlo con el temario del campamento.
  • Audio y video: como lo anterior, relacionado con el lema.
  • Folletería gratuita: trata de controlar la entrega indiscriminada, como es gratis todos quieren todo. Planifica la entrega de esta literatura (por ejemplo, preguntando sobre la necesidad de quien te consulta o sobre qué tema le gustaría aprender más).
  • Otros: perlas bíblicas, agendas, regalitos, señaladores bíblicos, fundas, etc.
Todo lo que tengas en el stand deberá estar a un precio accesible. Ten por prioridad ayudar al crecimiento de los jóvenes, no generar ganancias a costa de ellos. Conozco a una persona que tiene una librería. Si bien es un comercio y es su fuente de ingresos, en reiteradas ocasiones me ha hecho descuentos muy importantes a fin de que yo pudiera llevar el libro que me interesaba. Creo que hasta en ocasiones me ha vendido alguno a precio de costo.
Éste es el espíritu que debe reinar en este punto.

  • Factor humano


En cuanto al factor humano, se divide en dos áreas: la ministerial y la de servicio.

El área de servicio es un área muy importante, ya que estará sosteniendo toda la organización del evento. Ellos se encargan de la limpieza, del orden, de las comidas, del monitoreo de los campistas. A veces se deja librado al azar este punto y se convoca a cualquier persona a ayudar. Debemos estar convencidos de que quienes van a servir tengan dos cosas importantes: vocación y compromiso.

El área ministerial es más comprometida, deberás contar no sólo con buenos oradores, sino que éstos deben adecuarse al carácter de los jóvenes. Deberán tener cercanía a la problemática juvenil y adolescente de la época actual y ser abiertos a recibir cualquier tipo de trato de parte de quienes estén allí, sabiendo cómo resolver cualquier eventualidad que se presente.
En una palabra: estar preparados para ir a la guerra con los chicos.

Un punto importante es tener oradores distintos a los líderes del campamento, ya que ellos serán algo así como los consejeros particulares, mientras que quienes vengan a ministrar la Palabra de Dios, deben traer fresca revelación, sin necesariamente estar al tanto de todo lo que pasa allí. Es decir, que son como invitados especiales.
También necesitas un líder de alabanza, que se dedique específicamente a eso durante los días del evento.
Puedes tratar de hacer todo con una sola persona pero... ¡qué aburrido sería!
Seguramente en tu congregación tienes los recursos humanos necesarios para que todo salga muy bien.


Esto por ahora es lo que te traje, en mi próximo artículo sobre este tema te traeré un ejemplo de planificación del campamento, ya todo preparado, para tres días, que puedes usar o reformar a tu gusto para adaptarlo a tus necesidades.
Dios te bendiga.

2 comentarios:

Olga Ruiz dijo...

Súper!Dios me ha enviado esta información

Shanny Isa dijo...

Feliz mi corazón se sentia triste y con la verdad enojada estube un campamento cristiano de juveniles, la comida fue pobre para no poner tan mal y solo dos comidas al dia. Un desayuno te con pan..mi alma se sentia mal al escuchar tia tiene pan para comer..y muchas cosas más...Pero esto servirá para nosotros cambiar esta actitud..y lo hagamos con el amor leal a Dios.

Publicar un comentario

Blogs que sigo